ALMA MONSANTO




HOMENAJE A ALMA MONSANTO. Por Guillermo Monsanto

Un nuevo homenaje para la polifacética Alma Monsanto, por su larga y fructífera carrera como actriz, directora y formadora de niños, jóvenes y adultos.

Su formación se inició desde que era una criatura, en el seno de su hogar. Las primeras obras en las que obtuvo roles datan de los años escolares - entre 1942 y 1956 -, durante su infancia y adolescencia. En ese lapso estudiaría ballet y danza folklórica mexicana (ya que la familia residía en aquel país), ballet y baile español en la Academia Nijinsky (Guatemala), Piano (Argentina, México y Guatemala) y radioteatro, con Marta Bolaños de Prado en la TGW. Todo como parte de una primera formación que complementaría más adelante en otras instituciones como el Conservatorio de Música de Guatemala. Es por ello que su trascendencia puede rastrearse incluso en los orígenes de la televisión nacional. Alma Monsanto es pionera de este género de expresión entre 1957 y 1963, ya que fue una de las primeras productoras, guionistas, directoras, adaptadoras y animadoras de programas infantiles, en vivo, de los canales 3 y 8, entre 1958 y 1963. Es ya en aquellos momentos que Alma Monsanto comienza a desarrollar representaciones para niños, actuadas por niños.

Su larga carrera docente la ha llevado a la adaptación de más de cien libretos y un número significativo de traducciones de obras al español. En este ramo y mientras trabajó para diferentes instituciones educativas, montó un número igual de trabajos de los que apenas quedan registros... Inquieta, en su necesidad de expandir su libertad expresiva, fundó en 1982 la academia Artestudio Kodaly. Por esta época prácticamente dejó atrás sus clases en colegios y escuelas del sistema para centrarse en sistematizar programas para fortalecer distintas disciplinas escénicas como baile, canto y actuación, entre otras.

En el trayecto de aquella primera jornada, tradujo y adaptó la obra Hello Dolly, en la que fue la estrella por accidente cuando era una beldad de cuarenta y dos años. Ese evento le cambió el rumbo a su vida artística, ya que la colocó en el otro lado del espectáculo. Es así como se inició en el campo del teatro musical profesional. No hay que olvidarse que ya había realizado ese trabajo con sus niños en montajes de carácter escolar. Después basta anotar que, a demás de auto dirigirse, ha trabajado bajo el criterio de profesionales como Consuelo Miranda, Adán Sandoval y Willy Ramírez Valenzuela, entre otros.

El oficio, aunado a los conocimientos acumulados y su talento personal, la llevaron a volverse especialista en la rama. Es importante comprender también que gran parte de su aporte es haber producido, honrosamente, ambiciosas obras sin recursos económicos apreciables. Solo para citar algunos montajes, hay que listar Cats, La novicia rebelde, Brillantina o Amor sin barreras, puestas en escena mucho antes que otras compañías norteamericanas, apoyadas con grandes capitales, las trajeran al país. Esa es otra de sus magias agregadas: hacer eficientes los recursos para brindar trabajos de calidad, magnificando el material humano que comparte con ella.

Sirvan estas palabras para rendir tributo a nuestra Almita, la guerrera incansable, que no se rinde ante los avatares económicos que azotan a la comunidad teatral de Guatemala. En eso también es maestra de sus discípulos. El show most go on, pase lo que pase.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

deberian de poner mas info acerca de esta apreciada señoraa asi cmo lo son mas acerca de las obras q realizo......

Antonio dijo...

A Almita la conocí como maestra, como directora de la biblioteca del colegio en dónde estudiaba, años después cuando me interesé en el teatro, me gocé cada uno de sus montajes, de las pocas -si no la única- que ha hecho teatro musical con éxito, me encantó su montaje de "El hombre de la mancha". Ver cada obra que monta es una obra llena de música, color y árduo trabajo.

erika Fabiola Peirce dijo...

Almita linda. Personalme aprendi mucho de ella. La adoro. Gracias Almita eres una persona muy especial en mi vida. Talentosa, divertida tenaz.

Anónimo dijo...

Hola Almita es mi maestra de teatro y les digo que es una buena maestra actris etc

Anónimo dijo...

Yo estudio con ella en el colegio Terranova en clases de teatro es la mejor