MANUEL GALICH

Considerado el padre del teatro guatemalteco. En los años 40 fue un importante dirigente universitario en contra de la dictadura de Jorge Ubico. Su libro "Del pánico al ataque" es una obra testimonial, en donde relata las luchas de su generación en contra del dictador.
Durante la década democrática de 1944-1954 llegó a ocupar diversos cargos, entre los que podemos mencionar que fue Presidente del Congreso de la República, Ministro de Educación, y Ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Arbenz. En el año de 1954, cuando la CIA financió el golpe de estado en contra de Jacobo Arbenz, Manuel Galich se encontraba en Argentina. Se exiló en Cuba, en donde fue Subdirector de la Casa de las Américas.

Manuel Galich empezo a escribir pequeñas piezas de teatro en un acto para sus compañeros de estudios o sus alumnos mientras era catedratico de segunda enseñanza. Después se atrevio a escribir comedias mayores de tres actos donde hacia criticas de su entorno social, cosas que ya habia ensayado en las pequeñas piezas anteriores, esas obras fueron una válvula de escape para su inconformidad politica, el lenguaje teatral le permitia decir sugiriendo, sin caer en la denuncia directa.
Impulso enormemente el movimiento teatral siendo el primer dramaturgo que lego en sus obras la búsqueda de un verdadero teatro guatemalteco. Dentro de sus obras se encuentran: La mugre – El pescado indigesto – Miel Amarga – M´hijo el bachillero – Papa Natas – El tren amarillo – De lo vivo a lo pintado – El canciller cadejo – Ropa de Teatro - Entre cuatro paredes – Entre otras.

En la casa de las americas en la Habana Cuba hay una sala que lleva su nombre y en la ciudad de Guatemala la sala de teatro de la universidad popular tambien lleva su nombre. Manuel Galich falleció en la Habana, Cuba, en 1984.

8 comentarios:

Erwin dijo...

"Del panico al ataque", "El pescado indigesto" y "El tren amarillo"... son un pedacito de la herencia de este maestro, que me gusta apreciar como mia... bueno de todos, pero mia tambien.

El oficio de profeta es el oficio del poeta. dijo...

A Manuel Galich le dedico en esta ocasión y a su memoria, el sentimiento de un niño que recibía las enseñanzas de Manuel Galich, atrapado atrás de una reja de un balcón que daba a la calle de Candelaria enfrente vivía Don Ciro el Bibliotecario a quien le debo mi memoria absorbente, él me regaló todos sus libros, era un anciano delgado, alto, con una barba blanca y le brillaba el sol sobre su frente calva, cerraba los ojos y atravesaba la calle y eran de un profundo azul infinito como el cielo de mi patria y me decía "hoy no ha pasado Meme Galich, ya lo habrán capturado". y yo le contestaba: Ni los otros bolos que vienen con él. Estaba yo platicando cuando de repente venían cantando de la Avenida de Los Arboles, venían de la casa de Humberto Pineda, eran todos ellos mis amigos. Don Ciro se fue a sentar a una silla vieja a tomar el sol, hacia mucho frío, yo estaba temblando en el balcón, porque a mí no me pegaba el sol. Pero ahí me dejaba mi mamá esperando que ella regresara, había ella llevado la portaviandas a mi papá que estaba en la penitenciaría, se lo habían llevado preso por ser enemigo de Ubico, era 1934. A mi papá lo iban a fusilar, y Manuel Galich, Miguel Angel Asturias, Humberto Pineda, Carlos Illescas el poeta, y el secretario del Registro Civil encargado que llevaba la cuenta de los nacimientos y la lista de los muertos de fusilados por Ubico Castañeda. "Hoy no han fusilado a ninguno, Moisesito, pero vamos a ir al cementerio, al Ultimo Adiós, a terminar de platicar a ver a quienes van a matar, quienes van a fusilar porque están muchos pendientes, Efrain Aguilar Fuentes, mi amigo, vos, pero nosotros no nos metemos en política sh sh sh sh callate, que no nos oigan. Cuando seas grande no te vayas a emborrachar como yo Manuel Galich, el dramaturgo en ciernes, ¿entendes eso?, Don Ciro es nuestro maestro, preguntale a él hip" y seguían caminando rumbo a la pila que estaba en la Iglesia de la Candelaria. Don Ciro regresaba conmigo y me decía enciernes si lo buscás en este enorme diccionario te vas a pasar cirniendo todas las palabras. El te quiso decir que era en formación, ellos te están deformando a tí, tan temprano, pero te aconsejan que no vayas a tomar su ejemplo que va acompañado de sus frustraciones, Y me regaló el diccionario. Fue mi primer libro, lo puse abajo de mi sillita y esperé que mi mamaita regresara. Ella regresó y Don Ciro le dijo a mi mama. "hacía mucho frío hay en la mañana, porque no me deja..." Pase Don Ciro, abrió la puerta mi mama, entró a la casa y ella le preparó un plato de sopa calientita y a mi me sentó junto con él. comimos la sopita que había traído de regreso con la portabianda, ella estaba llorando, "dejelo conmigo para que salga al sol, ahí lo cuido yo" y nadie tiene mi memoria absorvernte porque todavía en esta página no dicen quién es Manuel Galich. Los voy a dejar con la duda, haber si así aprenden a amar a mi primer maestro que fue para que yo aprendiera a ser dramaturgo, no famoso. Pero he presentado obras de teatro como Los Monologos de Karl Marx, Y he dedicado la obra a él. Porque yo viví en Tiquisate, y el tren amarillo, era uno de los trenes en los que yo viajaba pero no eran amarillos eran de color verde Irlanda. Mi abuelito vivía en un cabus verde Irlanda porque él trajo a Guatemala como topógrafo los primeros rieles que entraron por el Puerto que hoy se conoce como Puerto Barrios, y se quedó suspendido por un tiempo primero en el chile, en la curva del chile mientras construían un puente de madera, y en ese lugar no había madera, eran puros cerros erosionados porque ya los habían saqueado para hacer leña y como andamios los españoles que habían construido iglesias, no habían encinos, ni robles, menos pinos para hacer durmientes, ni toda la obra de arte de madera para hacer un puente en curva, y él lo hizo recto sobre el río de agua caliente. Y después siguió su lento construir hasta llegar al profundo barranco de las Vacas fuiiii fuiiiiiuuu hasta ahí se quedó al maquinita que venía empujando el cabus de mi abuelito el Topógrafo irlandes Patricio Matheus. Nunca supe como fue que pusieron el puente sobre el profundo abismo del Río de las Vacas, nadie me supo decir. En ese lugar Idigoras hizo un puente que le llamó Puente de Belice. ahí me llevaron a torturar, a mecerme como columpio y luego me dejaban caer amarrado de las patas y como péndulo golpeaba en el abismo un remolino de viento porque no llegaba a los costados. esto lo hacía Napoleón Cordoba Molina, el bachiller Barrios antes de que llegara Dan Anthony Mitrione. Esa pausa me regresa al recuerdo de lo que Meme Colom me dijo que debería de escribir. Hoy se los estoy contanto a ustedes porque mi abuelito siguió construyendo las vías del tren que nos llevó a Tiquisate, en ese viajamos despues hasta Ayutla para venirnos refugiados a México mis seis hermanos, mi mama y mi papá. Mis amigos los que conocimos a Manuel Galich cuando él se refugiaba en la casa de la dueña de los juegos mecanicos, un carrusel con unos caballitos y unos espejos que tenía un organo que tocaba bellas canciones mientras deba vuelta. dentro de ese carrusel se escondía Manuel Galich cuando Ubico lo andaba persiguiendo, no para platicar con él, sino para asesinarlo. Doña Amalia lo ponía adentro del carrusel para que no se muriera de tedio. Nosotros ya sabíamos que él estaba adentro. pero no decíamos nada, porque lo fusilarían como todos los que fusilaron en 1934. Manuel se había transformado en Meme, para nosotros era Meme, vivía en el corralón donde estaban todos los fierros con los que se montaba, se armaba y se quitaba, se volvía a poner la Rueda de Chicago, el carrusel y los caballitos, las sillas voladoras, y tenía mucho tiempo para platicar con nosotros los niños y hacer un pequeño teatro de titiritero. ahí nos enseñó como se hacía un teatro para títeres para niños que él entretenia. Eramos los hijos de Doña Amalia Nansur casada con un señor que creo era de apellido Galindo, él siempre llegaba con los periódicos, con toda clase de papeles, libretas y le llevaba las noticias a Meme, porque ahí se encontraba en forma clandestina, eramos sus alumnos, La ronca, Hilda, la nena Fernández, otro personaje de mis escritos que vivía cerca de la Iglesia de San José. Por esa calle había pasado muchas veces Meme Galich vestido con ropas viejas empujando un carrito de la basura para irse a comunicar con sus amigos que llegaban al confesionario de la iglesia de la Merced, ahí donde está Tata Chin, a la salida está el lugar donde todos los ateos llegan a persignarse y a pedirle perdon y encomendarse a San Judas Tadeo que es el Abogado de los pobres y de las causas difíciles, Meme llegaba ahi a confesarse y el cura, segun decía él era su amigo, el cura que hacía las veces de parroco. A nosotros un día nos agarró el cura de la Iglesia de San José porque tenía una canasta que decía que esa limosna era para los pobres, la nena Fernández me dijo "mirá Moy, el señor cieguito que está ahí es uno de los pobres que merece la limosna, agarrá unas moneditas de la canastita y se las dás. yo voy a tomar otras para esa señora que está ahí con sus hijos" Y así tomabamos las moneditas y las repartíamos a los pobres que estaban pidiendo limosna fuera de la iglesia. El sacristán nos vio y le dijo al cura que nos estabamos robando el dinero Y así el señor cura nos agarro rapidamente de las dos manos y nos metió a la sacristía. "porqué se están robando el dinero". "Es que ahí dice que esa limosna es para los pobres, y esas personas no son limosneros, sino pobres, tomamos las moneditas y se las damos". Nos sacó a la calle de la Avenida de San José y nos señaló "ahí está el ojo de San José, el ve las maldades que ustedes hacen". "todo lo vé". "si, todo lo vé, todo todo" Y nos llevó a la casa de la Señora Fernandez que era una vidriería y ahí estaba escondida mi mama que estaba huyendo de Ubico, de la policía secreta de José Linares, el jefe de todos los orejas de la Reservada. El cura le dijo a nuestras mamás "que mal ejemplo le estan dando ustedes a sus hijos, no ven que Ubico por eso está fusilando a todos los ladrones y a todos los criminales porque va a limpiar a Guatemala de todos los criminales y de todos los bandidos, ahí se los dejo, que los castigue Dios". Ya estabamos llorando porque Ubico nos iba a fusilar, y solo estabamos dando el dinero de las limosnas a los pobres. Y el ojo nos iba a estar observando todo el tiempo, aunque hicieramos pish. Y la señora Fernandez le dió una nalgada a la nena. Mi mamá me dijo "ese cura es come santos y caga diablos" y yo le pregunté: y los caga rojos, y sus chirustes son como brazas encendidas y llamas del infierno como los que están en la fotografía de la Virgen del Carmen. "Callate mijito risa y risa y llorando ella. Mi hermanito Tino estaba bien dormido "deberías aprender a él que no sale a la calle, ya aprendió a ser clandestino, por eso tiene el nombre de Tino. nadie debe saber que vivimos aquí, que vamos a la casa de Doña Lucía Pasarelli, que vamos a casa de Doña Amalia, porque si lo saben me pueden agarrar a mí para meterme a la casa de las recogidas a Santa Teresa donde tienen presa a tu madrina Adrianita, la esposa de tu padrino el Dr. Paiz, callate, ya no digás mas, ya no llores. Chandito también ya está dormido, qué andás haciendo tan noche". No, si apenas van a llamar a rezar el rosario y a mí me gusta ir a cantar. "Cantado estas ahora del susto" Y así me quedé dormido. Al día siguiente me llevó mi mamá a dejar para que nos cuidara Meme Galich, era nuestra niñera, y nos enseñaba teatro, a hacer títeres, y decía con su voz que imitaba todos los temas de un teatro de marionetas y decía "el mas grande de los libros de teatro es el Rabinal Achi". Todavía se presenta la obra toda alterada. A Manuel Galich lo volví a encontrar en la Casa de las Americas, el era Director de la Revista de la Casa de las Americas y ahí me entrego un libro que ahora tengo extraviado. Si no hubiera sido por Manuel Galich y Don Ciro que me regaló todos los libros antes de morirse, y Don Ciro el bibliotecario, lo llegaron a sacar sus amigos y se convirtió en un registro mas de los genios abandonado, Don Ciro el bibliotecario. Levantó el acta de defunción el secretario del Registro Civil y llegó el cura de la Iglesia de la Virgen de la Candelaria, y el se encargó de enterrarlo. Manuel Galich me dió un original de los Códices Dresde antes de que apareciera que ya lo habían retornado a Guatemala, aquí no puedo ponerlo, el que utilicé para publicar mi libro Cantos de Selvas y Montes. Las ediciones fueron milagrosas, no me ayudó el dinero de las limosnas y El Ojo de Dios me sigue mirando porque soy de esos que él tiene en la lista para mandarme a los infiernos. pero me he salvado muchas veces. Meme Galich me enseñó a escribir a primera tinta cuando era niño, y nos dijo en su taller literario a todos. "A primera tinta hay que escribir y luego corregimos a segunda tinta" la obra de Manuel Galich es tan escasa pues lo publicado es dificil encontrarlo. en la Habana se publicaron todas sus obras. Pero está prohibido sacar algunas de sus obras pues al pasar por la aduana de México lo agarra a uno la Federal de Seguridad y lo interroga a uno sin ningún derecho, le sacan fotografias y se convierte uno en perseguido por el Interpol por comunista terrorista, saboteador, por armamentista y si bien le vá sale uno libre si no se deja joder y recurre al conocimiento de las leyes de tránsito internacional. Se niega a contestar, pero le abren un expediente. pero ese expediente me gustaría tenerlo para publicarlo porque saben mas de mi que yo mismo, cosas que no me acuerdo, Motivos de discusión cada acción que hice, llevando a Japón mis obras de teatro Los Monologos de la paz, Los Monologos de Karl Marx, Marx en el Infierno, Mr. Clause Reyes Unidos S. A. de C. V. o las lecturas clandestinas de mis poemas prohibidos en Guatemala y mi famoso poema que todos saben que es Prohibido prohibir. La caratula de lo que voy a escribir va a ser el documento histórico conocido como Dresdensi, el Calendario del Coyote aullador, que no lo escribió Manuel Galich, ya estaba escrito cuando se lo saquearon los malditos curas al Vaticano para interpretar que decían esos escritos del demonio. y como era el Rey de España y Emperador de Alemania pasó en Dresde secuestrado como también estpa secuestrado el Penacho de Moctezuma en Austria Y mi amigo Xoconostli quiere rescatarlo, pero mejor que lo guarden allá porque aquí cualquier presidente se lo roba y lo esconde para su exhibición personal. A lo mejor si ustedes visitan Megachapines ahí encontrarán publicado si los Dioses Mayas me lo permiten, el colash a la memoria de Manuel Galich, con tambores y tunkules de música primitiva tribal en la Noche de los Mayas con la partitura y la Música de La Noche de los Mayas de Silvestre Revueltas tukun tukun tan tan mi tunkul latido nace a mis 78 años recordando al historia de esa lista interminable de los que nacieron para que los mataran, fusilaran, masacraran y los tiranos siguieran gobernando y tuvieran un cargo ad vittam de Derechos Humanos como el Diputado Rios Month. A la memoria no se le olvida cuando no se tiene Alzheimer y gracias a Don Ciro y los aquí mencionados tienen la introducción de un prologo para que ustedes visiten mis escritos. A lo mejor encuentran lo extraviado del ferrocarril amarillo, o esa obra de Ropa de y trevejos de teatro, porque en el callejón del conejo, ahí brindaban ellos por cada uno de los fusilados, iban a llorar la despedida del Ultimo Adios porque pocos eran los que fusilaban en el paredón del Cementerio Nacional de Guatemala. La zopilotera, los buitres, las ratas, los gatos, los perros, se disputan los huesos que van a para al losari de la fosa común en el barranco donde pasa allá abajo el riito, Del otro lado del incensario del riito del incienso porque todo el tiempo está prendido los mercaptanos de los desechos orgánicos y de los compuestos inorgánicos que ahí se entierran, del otro lado vive mi hermano gemelo, dicen que en una cueva que no es un tonel como el de Diógenes el Cínico, con un candil de fuego fatuo.

Teatristas Chapines dijo...

Muchas, Muchas gracias por tan precioso relato.

gabriela dijo...

me gusta la vida de este personje de guate

Norma dijo...

Sin duda alguna un orgullo chapín por su valor en todo sentido. Si tuvieran alguna información en donde poder encontrar la obra de teatro escolar correveidile de Manuel Galich por favor agracecería mucho gracias.

Myriam Otero dijo...

Estimados blogueros, me urge encontrar la obra de Manuel Galich "La Miel Amarga" soy de Venezuela y no logro encontrar esa magnífica obra de ese insigne guatemalteco!! Ayuda!!!mcoteros@gmail.com

Fernando Girón dijo...

Saludos cordiales. Heredé de mi padre QEPD el libro 'Del Pánico al Ataque', pero por lo antiguo del mismo le faltan algunas hojas. Mucho agradecería que alguien me indicara donde lo puedo descargar para leer las páginas que me falta leer. Muchas gracias.

Myriam Otero dijo...

Hola amigos aun no consigo la preciada obra "La miel amarga" de Manuel Galich. Quien sera mi benefactor? Espero por el o por ella. Mil gracias